Qué queréis que os diga, a mí las flores me alegran. Y me alegran mucho. No sé si es porque vivo en este país donde el sol aparece poco y la lluvia demasiado, pero poner flores y plantas en casa me da energía.

Recuerdo que desde pequeña he visto a mi madre cuidar de sus plantas y comprar flores de vez en cuando. Pero recuerdo también que nunca me ha llamado la atención. Recuerdo pensar: “mamá, para qué invertir tu tiempo en cuidar plantas…”. Y ahora… ahora me encanta hacerlo a mí. Desde que me fui de casa de mis padres, hace año y medio, me estoy dando cuenta de todas las cosas que he cogido de mis ellos. Cómo influye lo que ves a diario en casa.

macchiatoavectoi-flowers-flores-decoracion-inspiracion
macchiatoavectoi-deco-inspiracion-flowers-flores-decoracion

Aquí en Luxemburgo los miércoles y los sábados por la mañana hay mercado en el centro, en la Place de Guillaume II, de verdura, fruta, carne, quesos… y plantas y flores. Me gusta ir, pasear, comprar unas flores bonitas y llevarlas a casa. Esta vez compré tres hortensias, dos blancas y una rosa, un poco de eucalipto y algo de papabel. Con ello saqué algunos de los jarrones que tengo por casa y listo. Una casa mucho más animada.

macchiatoavectoi-inspiracion-decoracion-lifestyle-slowlife-decomacchiatoavectoi-inspiracion-flores-decoracion-flowersmacchiatoavectoi-slowlife-lifestyle-deco-flores-flowersmacchiatoavectoi-slowlife-lifestyle-deco-flowers-flores

¿Y a vosotros? ¿Os gusta darle vida a la casa con unas flores o plantas? ¡Contadme! Soy toda oídos :)

CompartirShare on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn