Pocas cosas me dan más felicidad que una visita de mi familia o amigos cuando llevo meses sin verles. Antes de Navidad, mis padres y mi hermana vinieron unos días a Luxemburgo y la verdad es que con poca gente me lo paso como con ellos. Me dan mucha energía para continuar tranquila a distancia. Si vivís lejos de los vuestros me entenderéis perfectamente.

Bosque LuxemburgoBosque Luxemburgo

A menos de cinco minutos de mi casa, a pesar de ser una casa muy cercana al centro, se encuentra este bosque. Es mi lugar de desconexión. Entras allí y parece que el estrés de la ciudad queda aparcado en la entrada. Me encanta ir a dar un paseo, bien a pie, o bien en bici. Y esta vez llevé a mi hermana, que aún no lo conocía. Es ella la que aparece en las fotos.

Vayas cuando vayas este bosque te atrapa. En primavera o verano cuando su frondosidad y su verde te deja embobado, o en otoño cuando las hojas por el suelo y la niebla le dan un aspecto mágico. Y en invierno, cuando está nevado, es también espectacular.

Bosque LuxemburgoBosque LuxemburgoBosque Luxemburgo

Viendo las fotos supongo que entenderéis porqué es mi lugar preferido de Luxemburgo para desconectar.

¡Espero que os haya gustado!

:)

CompartirShare on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn