Lo que más me gusta de vivir en Luxemburgo, además de la multiculturalidad, es el poder estar en menos de 20 min hacia el sur en Francia, hacia el este en Alemania y hacia el oeste en Bélgica. Holanda también se alcanza en dos horitas. Muchos sábados o domingos, y sobretodo cuando tenemos visitas, aprovechamos para conocer ciudades o pueblos de alrededor.

A Metz hemos ido varias veces, ya que está a 40 min de nuestra casa. Fuimos en verano con la visita de mis padres, en Navidad para ver los mercados de Navidad y dos veces más con otras visitas. Para una visita de un día está muy bien porque no es una ciudad muy grande, pero tiene cosas bonitas.

macchiatoavectoi-metz-viajes-franciamacchiatoavectoi-viajes-francia-metz

Pasear alrededor del río Mosella que atraviesa la ciudad, ver la imponente Catedral, visitar el centro Pompidou si te gusta el arte y la arquitectura, dar una vuelta por las muchísimas tiendas que hay en la ciudad, tomar un café con algo dulce en cualquiera de las pastelerías, y para comer… a mí me encanta ir a un restaurante italiano en el que comer pasta como te la haría cualquier “mamma” italiana. Se llama Casa Ricci y de verdad se come muy bien. De hecho hay que reservar, sino es casi imposible encontrar sitio (al menos, durante el fin de semana).

macchiatoavectoi-viajes-metz-franciamacchiatoavectoi-francia-metz-viajes macchiatoavectoi-viajes-metz-francia-france

Si pasáis cerca no dudéis en visitarla, en un solo día la ves, pero merece la pena.

¡Que tengáis una feliz semana!

CompartirShare on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn